El polémico debate iniciado por subir a su hija de 7 años a la moto.

Posteado en 04 May 2016

Un tema que nos interesa a todos los motociclistas ¿qué opinan?

Hace poco fue muy sonada la historia de un papá en Texas que llevaba a su hija en la motocicleta. Todo empezó por un conductor que compartió la foto en Facebook y mucha gente lanzó comentarios negativos al respecto alegando que solo un “mal padre” se atrevía a llevar a un niño en la moto y ponerlo en peligro, que merecía una penalización legal, etc... Cuando los papás se enteraron del “trending topic” y los comentarios hostiles, la madre de la niña refutó que su hija amaba las motos, que ya tenía la edad mínima legal para subirse y que llevaba el equipo de protección apropiado. Mencionó que muchos padres inscriben a sus hijos a deportes de mayor riesgo y que no por eso se les considera “malos padres”.

 

Más allá de esta historia surgen varios temas y debates interesantes que nos gustaría abordar al respecto.

  1. La edad legal para poder llevar a un menor de edad como pasajero en la moto.

En el estado de Texas la edad mínima es de 5 años, si el niño aún no alcanza el posapié se debe comprar un estribo especial. En la CDMX, la edad mínima es de 12 años. Nos salta mucho la diferencia de edad entre estas 2 ciudades. ¿Se debe a la inseguridad vial que se vive en las calles de México? ¿Será una edad determinada en base a argumentos políticos o sociales? ¿Acaso tiene que ver con los diversos motociclistas que circulan con niños o pasajeros sin el uso de casco o cualquier tipo de protección? Y de ser así ¿porque penalizar a los que si respetan las normas de seguridad?.

  1. El número de pasajeros que viajan sobre una misma motocicleta.

En el reglamento de la CDMX se establece que una motocicleta solo puede llevar a bordo la cantidad de personas para las que exista una plaza disponible. Tampoco se deben de llevar a niños sentados en la parte delantera del conductor. Nos es difícil identificar motocicletas que tengan más de 2 plazas, no obstante, todos hemos visto en la calle motonetas con toda una familia a bordo, un niño adelante del conductor y ninguno portando casco.

La historia sobre el papá en Texas nos hace reflexionar sobre varios temas que nos atañen como motociclistas. En lo personal mi papá me subía a la moto desde los 7 años, siempre con casco y con instrucciones específicas de lo que debía hacer y no debía hacer. Recuerdo que era el hombre más cuidadoso y jamás tuvimos ningún inconveniente. Y espero poder hacer lo mismo con mis hijos.

Los que hemos estado inmersos en cultura del motociclismo hemos aprendido de ella con cada experiencia a estar conscientes de los peligros a los que nos enfrentamos, a tenerle respeto y a disfrutar nuestras rodadas, pero muchas personas externas a este mundo tienden a juzgar a los motociclistas, ya sea de forma general o en circunstancias que no les parecen apropiadas. A la vez, también es entendible que nos engloben bajo ciertos estigmas negativos cuando hay motociclistas imprudentes, sin equipo, con bebés o niños sin protección.

Los que nos movemos de forma cotidiana en bici o en moto, nos enfrentamos a una ciudad ruda y hostil en donde creamos nuestro propio camino y de forma simultanea velamos por nuestra seguridad. Sabemos que es una de las experiencias más gratificantes y tan solo podemos desear que más gente comparta nuestra percepción viviendo en la ciudad o saliendo a carretera tan solo podemos dimensionar lo mucho que nos falta como país para mejorar nuestra conciencia vial.

Lo que queda en cada uno de nosotros es poner nuestro granito de arena para que esto suceda lo más pronto posible, y a nuestro favor.

Terminamos esta reflexión con la gran incertidumbre de cómo se definen las leyes de tránsito para los motociclistas y si realmente formamos parte de este debate. ¿Qué tanto estamos considerados en la planeación y las decisiones que afectan nuestra movilidad?

Más publicaciones

0 comentarios

Deja un comentario

Todos los comentarios se revisan antes de ser publicados

Suscríbete a nuestro Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter

Título