6 sencillos pasos para continuar tu camino cuando te ponchas

Posteado en 26 April 2016

Sorpréndete y descubre lo fácil que puede ser

 

Poncharse es una de esas situaciones que todos odiamos y que siempre llega en el peor momento. Siendo más específicos, nunca hay un buen momento para estar ponchado. Pero podemos evitar que esta experiencia sea un martirio.  Les proponemos estos sencillos pasos para que no se compliquen la vida ni tengan que llevar la moto al taller.

 Antes que nada, no te recomendamos el uso de geles, te funcionarán sólo de forma momentánea y te ocasionarán más problemas a futuro. Tendrás que llevar tu moto al mecánico y seguramente te cobrará extra por limpiar el interior de tu llanta.

 Una opción más eficiente es usar un Kit de ponchaduras que incluya todo lo necesario para parchar tu llanta. De preferencia que esté diseñado para reparaciones permanentes y que no necesites remover la llanta del rin. (Estos funcionan únicamente para las llantas que no tienen cámara.)

Idealmente hay que buscar una marca que garantice materiales duraderos. Que la goma de caucho sea resistente a condiciones climáticas extremas y químicos. Fácil de usar y que la aplicación será permanente.

 Te compartimos estos 6 sencillos pasos.

  1. Encuentra el problema. Para mayor agilidad puedes usar tu periquera para levantar la moto y girar la llanta.

IMPORTANTE: revisa que traigas un cartucho de aire comprimido, no saques el objeto o clavo hasta estar seguro. De lo contrario trata de llegar a una gasolinera.

 

2.Retira el objeto. De ser posible desde la misma dirección en la que entró. 

 

3.Tendrás a la mano tu asa en T y removerás una de las tiras de caucho, la cual insertarás hasta la mitad en la punta del asa.

4. El asa debe entrar con el caucho completamente.  Posteriormente la sacarás sin torcerla hacia los lados. La punta asegurará un buen sellado del caucho.

 

5.Finalmente usa tu navaja para eliminar el exceso del caucho 

6. Conecta uno de tus cartuchos de CO2 a tu accesorio de llenado y a la válvula de aire. Un cartucho debe ser suficiente para inflar la llanta.

 

Recuerda al solicitar un Kit de ponchaduras que éste sea permanente. 

¡Estás listo para seguir tu camino y olvidarte de ir al mecánico!

 

Más publicaciones

0 comentarios

Deja un comentario

Todos los comentarios se revisan antes de ser publicados

Suscríbete a nuestro Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter

Título